[Member Spotlight] Programa de Acceso Comunitario a la Justicia (PACJu)

En este post encontrarán una entrevista con Jessica Malegarie (@JessiMalegarie) y Fernando Macharelli (@FerMacharelli), del Programa de Acceso Comunitario a la Justicia de la Secretaría de Planificación de la Comisión de Fortalecimiento Institucional del Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Para leer la entrevista en inglés hagan clic aquí / To read the interview in English click here.

¿Cuál es la misión del Programa de Acceso Comunitario a la Justicia?

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) en el 2014 se implementó el Programa de Acceso Comunitario a la Justicia (PACJu) desde la Secretaría de Planificación de la Comisión de Fortalecimiento Institucional del Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la CABA. PACJu trabaja en la promoción, prevención y protección de los derechos con el objetivo de reducir los niveles de discriminación y violencia fortaleciendo el diálogo y los espacios de encuentro. Es un conjunto de acciones que favorecen la educación en derechos humanos y, por medio de éstas, busca exigir que el Estado cumpla con sus responsabilidades.

PACJu construye un puente entre la Justicia y la Gente, donde participan agentes del Poder Judicial como voluntarixs que dan charlas sobre derechos en barrios con derechos vulnerados y erigen un sistema de derivación responsable. Desde la perspectiva de la educación en derechos, promueve el empoderamiento de las personas; impulsa un sistema de corresponsabilidades entre individuos, comunidad y Estado; da a conocer las misiones y responsabilidades de las distintas agencias y organismos de gobierno; crea redes con perspectiva de derechos; genera debates sobre situaciones de vulneración; capacita sobre la normativa existente; realiza derivaciones guiadas que conectan a la persona cuyo derecho se encuentra vulnerado con la respuesta para su efectivización; fortalece una cultura jurídica con énfasis en los derechos humanos al interior del Poder Judicial y promueve la participación ciudadana.

“Las charlas reúnen a la gente que necesita saber sobre sus derechos. Una viene y cuenta. Nos ayudan moralmente y nos dicen qué podemos hacer, a dónde podemos recurrir. Cuando llegaron las charlas al barrio yo sentí que llegó la justicia” [Hortensia, participante del ciclo de charlas del Barrio de Soldati]

¿Qué tipo de problemáticas/injusticias aborda su trabajo de empoderamiento jurídico?

Los problemas sociales se generan en situaciones donde se pierden los mecanismos de sostén, reciprocidad y solidaridad de diferentes grupos que quedan fuera del proceso de integración social. Lo social, que se presenta como un conjunto de circunstancias que interpelan el rol de la Justicia, no sólo se liga con la pobreza, sino que se vincula también con otros asuntos como la salud y la educación, la conflictividad y los mecanismos de cohesión, los derechos sociales y civiles, en definitiva, emergentes de la tensión entre integración y desintegración de la sociedad.

Los movimientos poblacionales, los cambios en las estructuras familiares, las distintas formas de violencia, la aparición de nuevos derechos, las problemáticas sociales surgieron como nuevos espacios de demanda. PACJu trabaja desde el Consejo de la Magistratura junto con los Juzgados, Ministerio Público Fiscal, Tutelar y de la Defensa considerando el acceso a la justicia en sentido amplio, ya que, además de las vías formales involucradas en los procesos jurídicos también le suma los mecanismos alternos y complementarios de resolución de conflictos como es la metodología del Programa donde la Justicia sale de sus estrados y se acerca a la ciudadanía.

¿De qué forma están usando el empoderamiento jurídico para atender esas problemáticas?

En los últimos 20 años se ha avanzado profundamente en la normativa sobre protección de derechos a las mujeres, los niños, niñas y adolescentes, los migrantes y/o las personas con discapacidad, por mencionar sólo algunos colectivos. La firma de Tratados Internacionales, la sanción de Leyes Nacionales y la reglamentación de Leyes locales, señalan que la discusión ya no versa en torno al reconocimiento de esos derechos sino en la ejecución de las mismas.

El Estado, como principal efector de políticas de Derechos Humanos tiene una responsabilidad ineludible de hacerlas cumplir y es por esto que fue ampliando su presencia en los barrios en condiciones de vulnerabilidad. PACJu construye un puente entre la gente y el Estado, entre las necesidades de los ciudadanos y la garantía de sus derechos.

“Es un espacio de confianza en el que hablamos temas difíciles de compartir. Todas las que participamos sentimos que tenemos un lugar para exponer y que se nos escucha. Se trabaja sobre la necesidad de información y las soluciones concretas”. [Silvia, referente de una organización social en Barrio Carrillo]

La dinámica de trabajo se desarrolla en dos sentidos: por una parte construimos una vinculación que permite que la Justicia esté más cerca de la gente y por otra hace foco en disminuir las barreras existentes para el acceso a derechos, buscando que quienes necesiten acceder a la justicia, puedan y sepan cómo llegar. La mirada de la interseccionalidad acompaña cada intervención entendiendo que es la coexistencias de características, condiciones y vulnerabilidades lo que define la situación de vida de cada persona. De esta manera, el programa hace foco en disminuir las barreras de acceso y lograr que el derecho esté en manos de la gente.

El Programa es un sistema de innovación social que conecta a dos poblaciones: la de los barrios con derechos vulnerados con lxs empleadxs del Poder Judicial -devenidos en voluntarixs-, dándole a éstos una mirada más humana y cercana de la realidad; y a su vez ofreciendo un espacio de contacto entre lxs vecinxs y jueces y funcionarixs sin mediaciones burocráticas ni formalidades.

“Participar en el programa es una forma de humanizar la justicia, escuchar a la gente. Hace que los jueces nos sensibilicemos de otra manera para poder dictar nuestras sentencias. Logra que salgamos de las burbujas en la que nos encontramos en nuestros estrados”. [Dra. Silvina Manes- Voluntaria y Jueza de Cámara en lo Penal, Contravencional y de Faltas]

El sistema de voluntariado le da al Programa y al Poder Judicial sustentabilidad económica y estratégica ya que lxs voluntarixs se suman desde cualquier área y con diferentes perfiles. Este grupo de trabajo se transforma en una comunidad que ayuda a las personas a conocer más sobre sus derechos. De esta forma lxs voluntarixs y el equipo de PACJu conforman un grupo homogéneo en sus responsabilidades y heterogéneo en la ayuda que brindan a lxs vecinxs.

Este grupo logra la implementación de prácticas de empoderamiento como construcciones dialógicas en las que los titulares del saber técnico ofrecen herramientas jurídicas específicas y a su vez aprenden de las experiencias y conocimientos de las comunidades, asimismo dan herramientas para resolver juntos dejando capacidad instalada para futuros problemas. La transformación se da en el Barrio y también al interior del Poder Judicial cuando las experiencias en el barrios modelan nuevas formas de atención dentro de cada oficina o dependencia judicial.

“Gracias a estos talleres acortamos la distancia y removemos obstáculos. Establecimos cambios en el juzgado a través de estos aprendizajes, por ejemplo en la mesa de entradas cuidamos mucho el primer contacto de las personas que asisten, revisando las formas y la toma de información, se habla pausado y se ofrece asistencia en caso que lo requieran”. [Dr. Rodolfo Ariza Clerici- Voluntario y titular del Juzgado nº 1 en lo Penal, Contravencional y de Faltas]

“Los oficiales notificadores del Poder Judicial son una herramienta esencial para que los vecinxs tengan información sobre citaciones o trámites judiciales que los involucra, por eso cada unx de ellxs participó de los ciclos de charlas donde comprendieron que llegar en tiempo y forma a estos Barrios facilita el acceso a la justicia de las personas” [Dra. Ivana Frias, responsable de los oficiales notificadores del Poder Judicial de la CABA]

“Mi participación en el ciclo de charlas fue fundamental para conocer las oficinas y dependencias del Poder Judicial y ONGs y así facilitar las sentencias de probation a los jóvenes en conflicto con la ley penal” [Dra. Ofelia Bravo, Departamento de Patronato del Poder Judicial de la CABA]

¿Por qué consideran que el empoderamiento jurídico es importante para resolver las problemáticas mencionadas?

El empoderamiento jurídico surge en el ciclo de charlas, se manifiesta en la asociación entre el Estado -como órgano de gobierno responsable de la garantía de derechos- y la comunidad de vecinxs - como veedora de esas garantías-. En cada charla es donde lxs voluntarix ayudarán a lxs vecinxs a identificar cuál es el derecho vulnerado, derivando el caso al organismo más competente e indicará la información o trámites que deberán realizarse en cada caso. Cada vecinx, a partir de su participación en el ciclo de charlas, deberá asumir su responsabilidad individual sobre la identificación de su situación y la solicitud de ayuda, asesoramiento y diligencia de sus trámites. La comunidad asumirá la responsabilidad de acompañar a esa persona y facilitar a nivel barrial las herramientas para resolver la problemática. El Estado asumirá la responsabilidad final de resolución del conflicto.

Lxs vecinxs empoderadxs revisan las situaciones por las que atraviesan ahora bajo una perspectiva de derechos, tienen herramientas técnicas para iniciar trámites o reclamos, y fortalecen el sistema de confianza en la propia comunidad tras cada nuevo encuentro.

#¿Cuáles son los mayores desafíos que enfrentan en su trabajo y qué están haciendo para abordarlos?

El desafío más importante para el equipo ha sido la implementación de un dispositivo ambulatorio y sistemático con abordaje interdisciplinario cuyo objetivo principal era la conexión entre los vecinxs con sus derechos. Esta conexión se logró con una metodología de talleres en los barrios donde el rol de la comunidad es clave, las visitas se organizan con referentes legitimadxs y se les propone desarrollar charlas sobre derechos humanos para acercar información y herramientas y así realizar derivaciones a los efectores públicos que corresponden, con el fin no sólo resolver conflictos de los vecinxs sino también impulsar el empoderamiento en términos de derechos. Los encuentros se realizan donde está la gente, en casas, comedores, centro de salud, plazas, escuelas, el centro de jubilados y otros.

La construcción del círculo de confianza, bajo la metodología de participación en las charlas, fue otro de los desafíos. Esta metodología consiste en abrir la palabra para que circule el saber técnico y las leyes junto al saber popular y las experiencias de vida. Se da una participación activa de cada vecinx con cada voluntarix y su conocimiento específico en la temática. En este espacio se genera confianza, comodidad y calidez. La palabra de todxs tendrá el mismo valor y la igualdad es lo que prima.

El compromiso es lo que ayuda a llevar este proceso adelante, a partir de allí se identifican los valores colectivos de la comunidad como eje de trabajo, que se complementan con la formalidad de la ley, del derecho y de los efectores del sistema de protección. Lxs voluntarix ayudan a identificar cuál es el derecho vulnerado, derivan hacia el organismo competente e indican qué trámite deben realizar los vecinxs en cada caso, bajo una lógica de derivación responsable. La comunidad asume la responsabilidad de acompañar al vecinx y facilitar, a nivel barrial, las herramientas para resolver la problemática y el vecinx tiene la responsabilidad de llevar adelante el trámite para solucionar su problemática.

Resultados / impacto

En la trayectoria del PACJu han participado del programa alrededor de 100 voluntarixs -70% mujeres y 30% varones-. Entre ellxs, abogadxs, Psicologxs, Trabajadores Sociales, Sociólogxs; y otrxs profesionales. El 47% tienen cargos de auxiliares, oficiales y jefes de departamento y en un 40% son Secretarixs y Prosecretarixs. El 13% son Jueces, Fiscales y Asesores. Cada uno de ellxs pertenece al Poder Judicial, Consejo de la Magistratura, Juzgados, Ministerios de Defensa, Fiscalías y otros.

Asimismo, han participado 80 Organizaciones barriales: 24% Asociaciones Civiles, 24% Comedores Comunitarios, 20% Centros de Salud ,12% Centros de Primera infancia, 12% Centro de Jubilados ,5% Escuelas y 3% casas particulares.

El Programa ha realizado 700 charlas en las que han participado alrededor de 6700 vecinxs.

Durante la pandemia, las charlas se realizaron en modalidad virtual y se instaló un sistema de escucha activa a través del cual cada consulta fue derivada a un voluntarix especializadx en la temática que realizó el acompañamiento de la situación. PACJu adaptó su metodología de acción, realizando:

  • 30 charlas sobre derechos en formato virtual a través de plataformas Zoom y videollamadas de Whatsapp.
  • 170 casos que se llevaron adelante mediante el sistema de escucha activa vinculando una demanda sobre un derecho vulnerado con un voluntarix, a través de llamadas.
  • 90 casos con seguimiento para su restitución y orientación en la gestión de trámites.

En el año 2020 se triplicó el sistema de derivación y seguimiento alcanzando un 65% de efectividad.

¿Tienen alguna recomendación para los demás miembros de la Red?

Las modalidades ambulatoria y sistemática nos parecen vitales. La primera, a través de la cual las charlas se realizan en diferentes barrios, tiene por objetivo reducir la brecha de desigualdad que surge por la lejanía de estas comunidades periféricas. La segunda es fundamental para fomentar mayor confianza con lxs vecinos y que puedan contar sus problemáticas y desnaturalizar determinadas situaciones que vulneran sus derechos.

Por otro lado, el voluntariado es un sistema autosustentable donde los empleadxs y funcionarixs del Poder Judicial participan de charlas con los vecinxs a partir de dinámicas sencillas como talleres, círculos de conversación o espacios de capacitación generando un cambio extraordinario dentro del Sistema Judicial y adaptando sus prácticas a las necesidades de estas comunidades. Cada voluntarix dona unas horas de su jornada laboral para salir de su oficina y trabajar en los distintos barrios, acercando la justicia allí donde está la gente. Cuando regresa de la charla, enriquecido por esa experiencia, incorpora cambios en los distintos niveles jerárquicos, en la atención y en la forma de abordar los casos. Con esto se logra desestandarizar el trato hacia el vecinx, generando una empatía que quizás antes no existía.

PACJu trabaja con lxs referentes de los barrios como facilitadores de las charlas. Ellxs son un nexo necesario para generar confianza en el grupo que va a contar sus experiencias y sus problemáticas.

En los primeros años no se realizaba un seguimiento de los casos con derivación responsable. El equipo PACJu y los voluntarixs sólo explicaban dónde y cómo hacer los trámites pero no se constataban los resultados. Desde el 2019 el trabajo es integral y se realiza un seguimiento que refuerza el concepto fundamental de confianza entre los participantes. De esta manera, construyendo bases de datos, evaluamos la calidad de todo el proceso, charla, derivación, resultados y capacidad instalada.

¿Tienen alguna recomendación de un libro, cita, recurso, obra de arte o música que les mantenga inspirades y motivades?

La música nos inspira, nos mueve a seguir construyendo puentes en nuestra ciudad, por eso cada vez que nos reunimos, cada vez que invitamos a alguien a una charla no dejamos de utilizarla. Dos temas que históricamente nos impulsaron a seguir:

Pueden conocer más sobre el Programa de Acceso Comunitario a la Justicia en su página web.


Si tienen preguntas o comentarios en relación al trabajo de la organización por favor compártanlos abajo.

Los Member Spotlights son artículos que se centran en los miembros de la Red de Empoderamiento Jurídico. Estos proveen detalles interesantes del trabajo de otros miembros de la red. Tanto si trabajan en el mismo país, como si trabajan en temáticas similares, o quieren aprender sobre nuevas estrategias de empoderamiento jurídico, los Member Spotlights son un recurso de aprendizaje útil. Pueden leer sobre otras organizaciones en la red en #memberspotlight.