Relaciones Dominico-Haitiana

Las Relaciones Dominico-Haitiana

Las relaciones dominico-haitiana, siempre han estado matizadas de grandes trastornos. El hecho de ocupar una misma Isla, mantener idiomas y culturas disimiles, y haber tenido momentos álgidos de enfrentamiento y dominación de una nación por otra, han hecho que esas relaciones se hayan mantenido variables. Ahora bien, descartando el elemento cultural, histórico, social o idiomático, queda entre ambas naciones una relación jurídica, amparada en las leyes y tratados migratorios realizados o acordados entre ambas naciones o de carácter general internacional.

Las disposiciones contenidas en estas leyes y tratados migratorios, junto con las normas de carácter nacional, como son las de la nacionalidad, la filiación, el procedimiento para la nacionalización, así como los derechos y deberes adquiridos por inmigrantes o por nacionales de otras naciones, no siempre concuerdan con la realidad que se desarrolla entre República Dominicana y Haití, por lo que, el problema migratorio, constituye el elemento fundamental sobre cuyas bases se cimenta toda la problemática que puedan devenir o se han originado en las relaciones de estas dos naciones.